Quienes somos


 

El Caseificio S. Antonio  nació en 1967 como un pequeño taller artesanal de gestión familiar en Sala Consilina (SA), en el corazón del Parque Nacional Cilento y Vallo di Diano.

En 1985, el timón de la empresa pasó a manos de la segunda generación de la familia Paventa, que aprovechó el arduo trabajo del padre Giovanni y de la madre Vincenza.

La calidad de los productos y las innovadoras técnicas de elaboración transforman a la pequeña lechería en una empresa láctea de referencia para todo el territorio.

Hoy la tercera generación da continuidad a una historia que habla de coraje, sacrificio y previsión que ha durado más de 50 años.

El Caseificio S. Antonio, de hecho, aún conserva las técnicas tradicionales de procesamiento de la mozzarella y representa la combinación perfecta de tradición e innovación.

 

Por qué elegirnos

Producimos quesos desde hace más de cincuenta años, conservando las técnicas de elaboración transmitidas de generación en generación. La calidad de nuestros productos nos ha permitido convertirnos en un punto de referencia en la zona: muchos consumidores, restauradores y empresas nos han visto como un proveedor confiable, puntual y excelente durante muchos años. Gracias a las técnicas de elaboración empleadas, todos nuestros productos mantienen intactas las características naturales de la leche.

 

 

Dedicación y tradición

Nuestra plantilla está formada por más de veinte colaboradores que forman un equipo muy unido que trabaja con ilusión, dedicación y pasión absoluta para garantizar al cliente un excelente servicio. El objetivo de nuestro equipo es no desperdiciar el patrimonio inmaterial de la empresa formado por la tradición y la historia que hereda la familia Paventa.